Rubén Limardo fue exaltado al Museo Olímpico Venezolano

 El esgrimista venezolano Rubén Limardo ingresó al Museo Olímpico Venezolano, gracias a la gesta que lo llevó a dominar la segunda medalla de oro para el país en unas Olimpiadas, lo que ocurrió hace dos años en Londres.

“Gracias a Dios y a mi mamá la gesta del 1 de agosto de 2012 quedará inmortalizada en el museo del Comité Olímpico Venezolano”, escribió Limardo a través de su cuenta en Twitter, @rubenoszki.

Ese día, el atleta criollo hizo historia en el deporte venezolano al ganar medalla de oro en la especialidad de la espada tras vencer en una vibrante final al noruego Bartosz Piasecki, con marcador final de 15-10.

Limardo se convierte en el segundo esgrimista latinoamericano en ganar un metal dorado tras 108 años. Antes a la gesta del venezolano, el último ganador de una medalla dorada fue el cubano Ramón Fonts en los Juegos Olímpicos de San Luis en 1904.

Ahora, el atleta oriundo del estado Bolívar estará junto a “grandes de nuestro deporte como “Morochito” Rodríguez, Arlindo Gouveia y Asnoldo Devonish”, escribió en la red social.

Asimismo, el campeón olímpico señaló que para 2016, cuando se celebren los próximo Juegos Olímpicos en Río de Janeiro, Brasil, traerá a Venezuela los mejores resultados en esgrima.

“Con Dios y la energía que siempre tengo presente de mi madre llenaremos además el espacio en el museo para Río 2016″, escribió Limardo.

Fabi mostra foto com Suárez e lembra de reviravolta nas Olimpíadas de 2012

Torcedora fanática do Flamengo e fã de futebol, a líbero da equipe de vôlei do Rio de Janeiro Fabi foi um dos convidados do “Madruga SporTV”, ao lado do jogador de basquete Anderson Varejão. Encantada com a intensidade do jogo entre Uruguai e Inglaterra, que terminou com a vitória dos sul-americanos por 2 a 1, a jogadora revelou no programa seu lado tiete e mostrou uma foto tirada a lo largo de as Olimpíadas de Londres, em 2012, com o atacante Luis Suárez. A líbero aproveitou também para traçar um paraleo entre a recuperação do uruguaio, que quase foi cortado da Copa do Mundo em função da recuperação de um processo cirúrgico, e a seleção brasileira de vôlei na última edição dos Jogos (assista ao vídeo).

- Era de manhã, estava morrendo de sono, saindo para treinar e ele estava passando. Essa foto foi tirada quando a “vaca estava quase indo para o brejo”. Meu sorriso estava até meio amarelo dado que a gente tinha perdido para a Coreia e precisava ganhar da Turquia e da Sérvia, que não vinha bem. Foi uma semana de “tempestades” – lembrou Fabi, que recentemente anunciou sua aposentadoria da seleção brasileira.

Absolutamente recuperado da lesão, Luis Suárez escreveu um capítulo tão bonito em sua história e de seu país quanto a vivida pela seleção brasileira de vôlei em 2012. Ao passo em que a equipe de José Roberto Guimarães caminhou firme para dominar o bicampeonato olímpico, o atacante se emocionou ao marcar os dois gols do Uruguai nessa quinta-feira, eliminando a Inglaterra e deixando a seleção Celeste ainda com aguardanças de passar às oitavas-de-final e continuar lutando pelo tricampeonato mundial.  

Fabi ao lado de Suárez nas Olimpíadas de 2012 (Foto: Reprodução SporTV)

 

La estrella pop de la música clásica

Es una figura contradictoria. Y obliga a revisar, una y nuevamente, más de una categoría. Por un lado, la artificiosidad en escena de Lang Lang, un pianista de origen chino que se perfeccionó en el Instituto Curtis de Filadelfia, no se condice con la impecable técnica de sus interpretaciones. Por otro, sus arbitrariedades, aun cuando lo alejen de lo que los compositores amablemente han pedido, a lo largo de los años, a través de la partitura, tienen un efecto altamente potente, principalmente en la situación de concierto. El es, también, una estrella pop, en toda la línea, y se dice que a partir de su actuación en la ceremonia de apertura de las Olimpíadas de Beijing, en 2008, cuarenta millones de niños chinos comenzaron a estudiar piano.

En mayo de 2012 llegó al Colón para participar del conocido como Abono Centenario. Y hoy a las 20 vuelve al mismo teatro, como parte del Abono Estelar –que continuará en agosto con las presencias de Martha Argerich y Daniel Barenboim– para dar un concierto cuyo repertorio, en comienzo, se resistiría a cualquier clase de demagogia: tres sonatas de Wolfgang Amadeus Mozart, la Nº 5 en Sol Mayor, K 283, la Nº 4 en Mi Bemol Mayor, K 282 y la Nº 8 en La Menor, K 310, y las baladas Nº 1 en Sol Menor, Op. 23, Nº 2 en Fa Mayor, Op. 38, Nº 3 en La Bemol Mayor, Op. 47 y Nº 4 en Fa Menor, Op. 52, de Fréderic Chopin. The New York Times lo calificó como el “artista de música clásica más popular del planeta” y tal vez sea cierto, si se piensa en su actuación de 2004, en el Waldbühne (escenario en el bosque) de Berlín, junto a la Filarmónica de esa ciudad, dirigida por sir Simon Rattle, ante 23.000 personas, o en sus conciertos en el Central Park de Nueva York y el Hollywood Bowl de Los Angeles.

Lang Lang se convirtió en una estrella internacional a los 17 años, cuando reemplazó a último momento a André Watts como solista junto a la Sinfónica de Chicago, en el Festival Gala de la Centuria de Ravinia. Estudiaba piano desde los 3 y a los 5 años había ganado el Concurso de Piano de Shenyang. Entró en el Conservatorio Central de Música de Beijing a los 9 años, cuando tenía 11 ganó el primer premio por la actuación artística destacada en el Cuarto Concurso Internacional de Jóvenes Pianistas en Alemania, a los 13 ganó el primer premio en el Concurso Internacional de Jóvenes Músicos “Tchaikovsky”, en Japón, un año más tarde fue el solista en el concierto inaugural de la Sinfónica Nacional de China, y a los 15 comenzó a estudiar con Gary Graffman en el Instituto Curtis en Filadelfia. Time lo consideró una de las personas más influyentes de su época. Y desde hace dos años es Doctor Honoris Causa por la Manhattan School of Music, en reconocimiento a sus “extraordinarias realizaciones como músico, educador y embajador musical en el mundo”. Pero, quizá, una de sus actuaciones más renombradas, por lo menos entre quienes viven lejos de los centros artísticos actuales, fue la que tuvo como partenaire de Daniel Barenboim en las extraordinarias clases magistrales sobre las sonatas de Beethoven, que fueron filmadas y transmitidas por canales culturales en todo el mundo.

Protagonista de una biografía que en China se convirtió en best seller, Lang Lang no sólo cultiva una gestualidad más que expansiva en sus actuaciones sino que no les hace ascos a los proyectos más heterodoxos. Se reconoce, eventualmente, como un músico del mercado. Y no tuvo inconvenientes en presentarse junto a Andrea Bocelli, acompañándolo en “Io ci sarò” cuando el cantante festejó, en 2007, sus 15 años de carrera, y ese mismo año participó de la grabación del disco Music of the Spheres, de Mike Oldfield.

Los reyes Máxima y Guillermo alentaron a Holanda desde el palco

Sao Paulo.- La reina Máxima Zorraguieta y el rey Guillermo Alejandro no desearon perderse el segundo encuentro protagonizado por la selección naranja, después del abrumador triunfo de los holandeses sobre España por 5 a 1.

La argentina y su marido, reyes de Holanda desde el 30 de abril de 2013, son conocidos por su afición al deporte y no es la primera vez que participan en eventos de este tipo. Efectivamente, han asistido a las últimas competencias deportivas, como las Olimpíadas de Londres 2012 y el Mundial de Sudáfrica 2010.

Guillermo llegó a ser parte del Comité Olímpico Internacional antes a convertirse en rey de su país.

En esta oportunidad, los representantes de la Hogar de Orange se unieron a los miles de hinchas vestidos de naranja para festejar la victoria de Holanda sobre Australia por 3 tantos sobre 2, el segundo triunfo holandés en lo que va de la Copa del Mundo.

Más allá del recuerdo: ¿Qué dejará el Mundial 2014?

Arena das Dunas en Natal, Brasil. Foto de Wikicommons

 

 

12 estadios han sido construidos o remodelados en Brasil para recibir a 3.7 millones de visitantes en este mundial de fútbol. Esto va acompañado de cuantiosas inversiones en transporte, aeropuertos y hotelería. Una vez entregado el trofeo, la pregunta será: ¿Qué queda más tarde de la euforia?  El país habrá invertido cerca de 8 mil millones de reales (3.6 millones de dólares) solo en los estadios a los que debe adicionarse importantes inversiones hechas en transporte, aeropuertos, y hotelería. Ciertamente, habrá un retorno económico inmediato—se evalúa que el visitante promedio gastará US$2.500—pero esto es algo momentáneo. El retorno económico de las inversiones, en cambio, deben analizarse en una perspectiva de mediano o largo plazo, ya que la infraestructura quedará para el utilización de los residentes de las 12 ciudades. Surgen entonces preguntas de fondo: ¿Qué queda en pie también del recuerdo? ¿Pueden las inversiones contribuir al desarrollo urbano?, ¿El mundial sirve de impulso para revitalizar las ciudades?

 

Estas preguntas, por supuesto, no son nuevas. Existen experiencias pasadas positivas y negativas de la relación entre grandes eventos deportivos y desarrollo urbano. Entre los casos emblemáticos de buenas prácticas está la experiencia de los Juegos Olímpicos en Barcelona (1992) y Londres (2012). En estos casos la inversión en infraestructura se localizó en las zonas más deprimidas de la ciudad, Poblenou y East London, correspondientemente. Fue una inversión pensada para ser útil en el largo plazo. La alcaldía londinense explica con orgullo que el 75% de la inversión pública hecha se diseñó para hacer un legado permanente para los residentes del este de Londres. Hoy existe en esa zona el Parque Olímpico Reina Isabel, que tiene 2.800 viviendas nuevas (y 11.000 en los alrededores), escuelas, centros de salud, zonas comerciales y recintos deportivos, también del ArcelorMittal Orbit, la escultura más grande del Reino Unido. Las experiencias menos exitosas han sido las olimpíadas de Atenas (2004), Beijing (2008) o el Mundial de Sudáfrica (2010). En estos casos se realizaron inversiones que actualmente se encuentran subutilizadas, y ese es el riesgo que corren todas las inversiones asociadas a grandes eventos deportivos.

 

Cuando Brasil ganó la sede del Mundial 2014, eligió 12 ciudades para jugar partidos, con la clara intención de distribuir los beneficios económicos en todo el país. Por eso será el mundial que se juega en más ciudades (3 más que en Sudáfrica). Está por verse si los 12 estadios construidos o remodelados, serán utilizados en su capacidad y si las inversiones en su conjunto (estadios e infraestructura) contribuirán al desarrollo urbano de las ciudades sede. Este inconveniente es particularmente relevante en ciudades del interior que carecen de equipos importantes de fútbol que justifiquen la dimensión de los estadios.

 

En 2013 el Banco Interamericano de Desarrollo junto con el Ministerio del Deporte de Brasil publicaron un documento sobre la interacción de los grandes eventos deportivos con la planificación urbana. Esta publicación estudia las mejores prácticas y muestra una serie de recomendaciones, recogiendo los resultados de dos seminarios hechos en Manaos y Brasilia a lo largo de el 2011 y  2012. Entre los puntos más destacados están el análisis comparativo de las experiencias de las ciudades que organizaron grandes eventos deportivos a nivel global (olimpiadas y mundiales) y cuáles fueron los factores de éxito; los proyectos innovadores propuestos por las ciudades sede que, al final, fueron ejecutados solo parcialmente; y las principales recomendaciones a las ciudades interesadas en incrementar los beneficios asociados al mundial. La publicación está disponible aquí. 

 

Una conclusión general es que Brasil puede ganar mucho con el Mundial de este año y las Olimpíadas de 2016. Los beneficios incluyen: renovación de infraestructura, aumento de la recaudación fiscal, creación de nuevos trabajos,  robustecimiento de la identidad regional y la autoestima, aumento de la visibilidad de las ciudades, consolidación de la imagen internacional, y la movilización de toda la sociedad tras un objetivo común.

¿Cómo actuar entonces para maximizar los beneficios de largo plazo en esta oportunidad única? El análisis del BID llegó a estas conclusiones:

 

Primero, la experiencia internacional muestra que el hecho deportivo de mayor impacto en el desarrollo urbano y calidad de vida en las ciudades, no son los mundiales sino las olimpiadas. En efecto, los casos de Barcelona, Sydney o Londres muestran el poder transformador de las inversiones hechas, siempre y cuando éstas se enmarcan dentro de un proceso de regeneración o revitalización del tejido urbano. Esto no implica que los mundiales carecen de efecto transformador en la ciudad, sino que las olimpiadas permiten una mayor concentración de las inversiones lo que tiene impactos en la estructura y funcionamiento de la ciudad. En este sentido las olimpiadas del 2016 pueden constituirse en la nueva referencia de tranformación urbana a través de un mega-hecho.

 

Segundo, en todos los casos los beneficios generados por los nuevos estadios dependen de la capacidad para convertirlos en centros de entretenimiento multiuso. Esto es particularmente relevante para ciudades como Brasilia o Manaos que no tienen equipos fuertes de futbol, pero que son centros importantes de entretenimiento y, de forma creciente, son parte de los circuitos de los grandes shows internacionales. En este sentido, la experiencia de la Arena de Ámsterdam es una referencia obligada por la creatividad con que se han manejado las veces de realizar negocios.

 

Tercero, se constata que tan relevante como los estadios, es dar continuidad a las inversiones complementarias especialmente las de transporte, recuperación de los espacios públicos y revitalización urbana. En otras palabras, para que el legado del mundial no se limite a los nuevos estadios, habría que asegurarse que los proyectos identificados para el Mundial 2014 no son abandonados luego de finalizados los juegos. Esto implica re-evaluar los proyectos y dar continuidad a aquellas iniciativas más directamente relacionados con las prioridades establecidas en la planificación urbana de largo plazo y las necesidades de los ciudadanos.

 

Finalmente, el estudio estudia la compleja interacción entre las inversiones en eventos deportivos de gran escala y el tejido social, concluyendo que siempre se debe tener en cuenta los posibles impactos socio-económicos de estas inversiones a la vez que se facilita el mayor involucramiento posible de la población. Talvez en esto, el Mundial 2014 además nos brinde importantes lecciones que seguramente serán de utilidad para el próximo gran encuentro: Olimpiadas Rio Janeiro 2016.

¿Cuánto beneficiará a las ciudades las inversiones del Mundial 2014?, ¿Valió la pena invertir en estos nuevos estadios?, ¿Qué legado dejará el Mundial 2014 para los ciudadanos?. Como vimos, la respuesta a estas preguntas dependerá de la forma en que cada ciudad gestiona las nuevas infraestructuras deportivas y lo que haga para hacer de estas un elemento integrante de su desarrollo urbano. Por ahora, disfrutemos del mundial.

 

Ve Herrera mejor al Tri de Brasil 2014

En el 2012 el habilidad les ayudó a vencer a Brasil en la Final de los Juegos Olímpicos, pero ese combinado nacional mexicano está por debajo del que mañana saldrá a la cancha del Estadio Castelao, o al menos eso cree Héctor Herrera.

El hoy jugador del Porto y quien en Londres ganó la medalla de oro, cree que la experiencia que aportan jugadores que no estuvieron en Olímpicos será fundamental para dar un buen partido ante la Canarinha.

“Obviamente tiene jugadores con más experiencia, ¿cuántos jugadores de las Olimpiadas están acá? Creo que además eso es relevante, pero existen jugadores con más experiencia y creo que además con más calidad”, dijo el mediocampista.

Pese a eso, a el “Zorro” ya no le gusta comparar lo vivido en las Olimpiadas con lo que mañana sucederá en Fortaleza, y es que cree que son dos competiciones absolutamente diferentes, comenzando con que en la justa mundialista no existen límite de edad.

“No estoy pensando en las Olimpiadas, creo que eso ya pasó. Creo que un Mundial es diferente, creo que estamos en otro tiempo y creo que ellos además tienen un mejor equipo que en las Olimpiadas, pero nada, estamos conscientes de que será difícil, pero no imposible”, agregó.

Organizar un mundial u olimpiada no es negocio

El banco de inversión suizo UBS y la agencia estadunidense Moody’s afirman que “en la práctica se ha demostrado que tanto el Mundial de Futbol como otros eventos deportivos tienen un restringido impacto económico en el país anfitrión”. 

Como ejemplo de lo anterior la firma suiza refiere que las copas del Mundo de Francia 1998 y Alemania 2006 no incidieron positivamente sobre el turismo, trajajo o ingresos, e incluso señala que el PIB que ambos países reportaron fue menor con relación a los años precedentes. 

¿Y dónde está el negocio? 

De arreglo con especialistas acoger un Mundial de Futbol o unos Juegos Olímpicos solo es un buen negocio cuando el país anfitrión dispone ya de buena parte de la infraestructura necesaria

El mejor ejemplo de ello fue la Copa del Mundo de Estados Unidos 1994, una de las más rentables de la historia, al requerir una inversión mínima como resultado de la adaptación de los estadios ya existentes para otras prácticas deportivas y contar con aforos muy superiores a los europeos. 

En el caso del Mundial de Alemania 2006 la inversión en infraestructura deportiva quedó plenamente justificada, dicen, pues actualmente los estadios lucen llenos en cada jornada de la liga local. 

Por el contrario, Japón construyó diez nuevos estadios para el Mundial que organizó en 2002 junto a Corea y hoy sirven, en el mejor de los casos, para festejar bodas multitudinarias. 

Juegos Olímpicos 

Respecto de las Olimpiadas, el documento Economic Impacts of the Olympic Games resume hallazgos de más de 50 trabajos que exponen los efectos económicos en los países que las han organizado. 

La edición de Atlanta 1996, por ejemplo, atrajo más visitantes que cualquier Olimpiada anterior y dejó una derrama económica de cinco mil millones de dólares, también de exposición mundial, lo que se tradujo en que la percepción de la ciudad como azar para hacer negocios se duplicara tras los juegos

De todas formas el ayuntamiento de Atlanta y el estado de Georgia gastaron casi mil 600 millones de dólares en la organización del hecho, creando un máximo de 25 mil puestos de trabajo permanentes. O sea, cada puesto de trabajo costó más de 64 mil dólares. 

En Atenas 2004 la inversión ascendió a once mil 200 millones de dólares, el doble del presupuesto original, en su mayoría utilizado para el desarrollo de infraestructura de la ciudad, la construcción de un nuevo aeropuerto, se mejoró el sistema de transporte y la conversión de algunas calles en corredores peatonales. 

Pero una vez culminadas las Olimpiadas muchas de las instalaciones cayeron en desuso y se empezaron a convertir en un gasto para el gobierno: se evalúa que su mantenimiento anual asciende a 775 millones de dólares anuales. 

Existen quienes afirman incluso que el actual deterioro económico de Grecia obedece en gran parte a la celebración de aquellas Olimpiadas, ante lo cual el presidente del Comité Olímpico Internacional (COI), Jacques Rogue, dice que si Atenas no hubiera recibido la inversión que originaron los juegos la situación del país helénico podría ser peor. 

La inversión para la organización de los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 tan solo en infraestructura fue de 44 mil millones de dólares entre 2002 y 2006, lo que mejoró las condiciones de producción de las empresas nacionales y extranjeras, haciendo más atractiva la inversión en el país. 

De todas formas no todos los impactos fueron positivos, ya que para la reducción de la contaminación fue menester el cierre de diversas plantas de manufactura. 

Este hecho, hasta ahora el más costoso en la historia olímpica, implicó la construcción de doce instalaciones deportivas y el acondicionamiento de otras diez, muchas de las cuales se encuentran hoy en desuso. 

La más reciente edición de los Juegos Olímpicos, en Londres 2012, generó beneficios económicos para la ciudad por 13 mil millones de libras (16 mil 300 millones de euros), de arreglo con el alcalde Boris Jonson… pero la organización e inversión, según cálculos no oficiales, ascendieron a 24 mil millones de libras. 

En muchas ocasiones festejar un magno hecho deportivo además ha dejado una gran deuda al país anfitrión. El caso más célebre es el de Montreal, Canadá, sede de los Juegos Olímpicos de 1976, que redujo una deuda de dos mil 800 millones de dólares de esa época, la cual tardó 30 años en pagar. 

Para Suárez, Honduras pode repetir, na Copa, desempenho que teve nas …


Luís Suárez está bastante otimista quanto ao desempenho de Honduras na atual Copa do Mundo. Segundo o treinador do escrete caribenho, é possível sonhar em, pelo menos, repetir a campanha do torneio de futebol das últimas Olimpíadas, hechas em Londres no ano de 2012.

“Não se vence nem se perde antes a começar uma partida. Mas há uma diferença entre os dois e é nisso que está baseado o que falamos: a atitude. Temos um grupo disposto, que promoverá cara a derrota, somos conscientes que nos veem como a quarta força do grupo. Vemos isso como a melhor oportunidade e o que ocorreu nas Olimpíadas pode se repetir para obtermos o que desejamos”, disse o colombiano, em entrevista concedida neste sábado.

Naquela ocasião, Honduras foi até as quartas-de-final da competição após derrotar a Espanha por 1 a 0, quando acabou sendo eliminada pelo Brasil em um dramático 3 a 2.

Esta será a terceira participação hondurenha em Mundiais. Nas duas anteriores, obteve três empates e três derrotas. O seu primeiro desafio na edição 2014 do certame organizado pela FIFA acontecerá no domingo, às 16h (de Brasília), no estádio da Beira-Rio, em Porto Alegre, diante da França, pela primeira rodada do Grupo E.

¿Brasil se está cobrando las Olimpiadas? Anulan 2 goles al Tri: #RoboAMéxico

A los 30 minutos del primer tiempo México ya ganaría 2-0 a Camerún, pero errores del árbitro echaron abajo la ventaja mexicana.

El debut de la Selección Mexicana en Brasil 2014 ya es por demás polémico, tanto que dicen que Brasil se está cobrando la victoria de México en las Olimpiadas de 2012.

Alrededor de los 10 minutos, un gol de Giovani dos Santos fue anulado debido a un supuesto fuera de lugar, que francamente no era. Aquí la foto:

Luego, a los 29 minutos del primer tiempo, otra anotación de Gio fue anulada de forma injusta.

La ciudad de Madrid se postula como candidata preferida para sustituir a Río de …

La Ciudad de Madrid se postula ya como la más firme candidata a reemplazar a Rio de Janeiro como sede de las Juegos Olímpicos de 2016, en caso de que finalmente el Comité Olímpico Internacional decida tomar la decisión de no arriesgar con la ciudad brasileña, tal y como se encuentran actualmente las obras, algunas todavía sin comenzar y con el estado social de revuelta que reside la población. La decisión se tomará más tarde de ver como se desarrolla el Mundial de Fútbol que termina de iniciarse con graves revueltas sociales y muchos de los estadios y obras anexas sin finalizar.

Rio de Janeiro fue elegida sede olímpica el 2 de octubre de 2009, tras ganar a Madrid, Tokio y Chicago.  Río de Janeiro obtuvo en la votación final el aliento de 66 de los 99 delegados que votaron. Mientras que Madrid, 32. La locura y la euforia que por entonces invadía a la candidatura de la capital española, con el alcalde Alberto Ruiz-Gallardón a la cabeza, se desvaneció de golpe. Un ex alcalde que no vivirá como tal la posibilidad de que Madrid sea finalmente la sede olímpica de 2016, ni quizá tampoco Ana Botella, si finalmente se confirma la información publicada en su día como exclusiva por Extraconfidencial.com de que Ana Botella no será la candidata del PP en las nuevas elecciones municipales a la capital de España, un puesto que podría ser ocupado por la actual vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, que precisamente apoya sin fisuras la candidatura de Madrid para reemplazar a Río de Janeiro.

Hoy, las posibilidades de que vuelvan las Olimpiadas a Europa son muy elevadas, por no decir todas. Madrid, también, goza de otra relevante prebenda: es la única gran capital europea que nunca ha albergado unos Juegos. Río de Janeiro es ya la cenicienta. El COI ya no confía en ella y su discurso basado en que Sudamérica nunca había albergado unos Juegos Olímpicos ya no vale. Madrid está nuevamente en la carrera.